Cómo podar una orquídea

La orquídea, también conocida como orquidácea, cuyo nombre científico es Orchidaceae, son una amplia familia de plantas monocotiledóneas, que se caracteriza por sus hojas estrechas y largas flores, llenas de vida y colores sinigual. Para obtener estas preciosas flores es necesario saber cómo podar una orquídea paso a paso correctamente.

Las orquídeas se han distinguido por la complejidad de sus flores, que además de ser cautivadoras, interactúan constantemente con otros elementos de la naturaleza, como los polinizadores y diversos hongos, que forman micorrizas.

Características y datos interesantes sobre las Orquídeas.

La orquídea es la familia de plantas más extensa que se conozca entre las especies; algunos estudios aseguran que hay más de 30.000 variedades de especies. A esto se le suma 60.000 híbridos y distintas variedades desarrolladas por floricultores.

Desde lejos pueden ser reconocidas por sus flores, que son simétricas y fuertemente bilaterales. Esto se traduce básicamente en que la pieza media del verticilo interno de pétalos está  compuesta y modificada, además del hecho que los estambres están fusionados al estilo, por lo menos en una base.

En cuanto al tamaño de la orquídea, se puede afirmar que es variante entre sus especies. Algunas pueden variar por tan sólo unos milímetros (como la Bulbophyllum y Platystele, por ejemplo) mientras que otras pueden llegar a tamaños muy grandes y pesos sorprendentes, como la Sobralia altissima, que puede llegar a medir 14 metros de longitud.

Igualmente, el tamaño de las flores de la orquídea puede variar según la especie y género. Existen flores pequeñas, que llegan a medir entre quince a veinte centímetros, como es el caso de las Phragmipedium  y Cattleya, mientras que hay otras, como las flores de Phragmipedium caudatum, que pueden medir hasta 76 centímetros.

Materiales necesarios para podar una Orquídea.

  • Tijera de jardinería, según el caso.
  • Escalera de aluminio o andamio. Puede usarse hasta un elevador.
  • Gafas, guantes e implementos de seguridad.

Cómo podar una Orquídea correctamente

1. La poda de las Orquídeas debe realizarse anualmente, posterior a la floración. Consiste básicamente en la eliminación de tallos que han florecido. Se deben cortar por la base. El propósito es estimular el crecimiento de la planta, así como nuevos tallos que florecerán con más fuerza.

2. Las consecuencias de no realizar esta poda de mantenimiento o floración sobre las orquídeas, es que los tallos que no se eliminaron vuelven a crecer y florecer, pero las flores que nacen son más pequeñas y menos atractivas. De algún modo, pierden fuerza.

3. También se recomienda realizar podas de mantenimiento de forma regular, esto con el propósito de eliminar flores y tallos marchitos o enfermos. Con esta poda, se eliminan también puntas negras que surgen cuando la mata va envejeciendo. Esta poda puede realizarse en cualquier época del año.

Hoy en día es posible encontrar orquídeas en casi cualquier parte del mundo, ya que son plantas que de adaptan a diferentes suelos y temperaturas. Sin embargo, no es posible que crezcan en regiones desiertas o, por el otro extremo, polares. Al igual que muchas flores vistosas, la orquídea se da mejor en ambientes tropicales.

¡Oye! Es posible que en tu jardín o huerto tengas alguna de estas plantas y árboles. Ahora que ya sabes cómo podar las orquideas puedes aprender también:

Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fans de la poda

¡Hola! Te damos la bienvenida a Como-Podar, el portal especializado en la poda de árboles, árbustos y otros tipos de plantas.

Esta página está creada por fans y enfocada a otros fans de la poda. Aquí puedes aprender y compartir tus conocimientos para que otros visitantes los conozcan.

¡Comparte esta página y envíanos tus trucos de poda para publicarlos! Disfruta con nosotros con el cuidado de los árboles y plantas de tu huerto o jardín.