Como podar un jazmín

El jazmín es una planta trepadora floreada, perteneciente al género Jasminum, de la familia de las Oleáceas. Te explicaremos cómo podar un jazmín para obtener las mejores flores.

El jazmín corresponde al grupo de plantas rústicas y delicadas, de follaje perenne y caduco, arbustos y enredaderas de flores de perfumes exquisitos, que abarcan unas 350 especies, entre las cuales se pueden señalar:

La más común es Jasminum officinale, el jazmín occidental o real Jasminum Grandiflorum, el jazmín árabe Jasminum Sambac y Jazminum nudiflorum.

Características del Jazmín y beneficios medicinales.

Vienen de las regiones tropicales y subtropicales del viejo continente y son  ampliamente cultivadas. Algunas crecen como arbustos y otras crecen como trepadoras sobre otras plantas, también pueden crecer  guiadas sobre estructuras, aclimatándose muy bien para su cultivo.

Las hojas del jazmín son generalmente pinnadas y sus flores delicadas, casi siempre de color blanco, cuya fragancia es muy intensa con aroma dulce. Su fruto es una baya, de color negro al madurar, con 1 a 4 semillas.

Por su condición de planta trepadora, requiere de mucho espacio para desarrollarse por sus raíces, es recomendable el empleo de vasijas grandes y mucha tierra y es muy importante que crezca bajo mucho sol  y abundante agua.

Su espacio debe estar resguardado de vientos y heladas, es por ello que en algunos casos es necesario cultivarlas en invernaderos. Su reproducción se realiza por esqueje y normalmente florece entre los meses de agosto y septiembre, siendo hasta transcurridos dos años de injerto que se produce su floración total.

El jazmín es una especie muy importante, por lo cual su producción es en grandes cantidades (de 15 a 20 toneladas por año) para poder ser exportada por la industria de perfumería, por su aroma delicado muy agradable que se utiliza en la fabricación de perfumes, según la especie y desodorantes ambientales, asimismo, se usa en aromaterapia como afrodisiaco y como relajante muscular y analgésico.

Igualmente tiene un gran valor medicinal  como infusión, para aliviar los catarros bronquiales. Egipto, Marruecos, La India, Francia, Italia y China, respectivamente, son los mayores productores de jazmín.

Materiales necesarios para podar un Jazmín.

  • Tijera de jardinería, según el caso.
  • Escalera de aluminio o andamio.
  • Gafas, guantes e implementos de seguridad.

Cómo podar un Jazmín de forma correcta

1. Se debe podar en invierno de limpieza, cuando no hay riesgo de heladas, lo cual consiste en eliminar ramas muertas, secas, rotas o enfermas, rebrotes del pie del arbusto.

Las trepadoras saneadas y no muy densas de ramas, permiten que entre la luz en su interior, por lo cual la planta no envejecerá antes de tiempo.

Al no realizar la poda o limpieza de la planta durante varios años, la misma se enmarañará y se cundirá de elementos indeseables como: flores pasadas, chupones, rebrotes, tocones secos, etc. Aparte de la poda de limpieza invernal, las plantas deben podarse cuando acaba la floración.

2. Es muy sencillo podar el jazmín, no debemos temer cortar porque los jazmines sacan los nuevos brotes de sus nudos y aunque sólo quede uno, es capaz de desarrollar muchos brotes desde allí.

Si la planta es joven, se debe podar en profundidad, dejando las ramas que crecerán para dar forma a la planta con el tiempo. Si el jazmín es grande tiene ramas principales y hay que cuidar de no dañarlas.

Ahora que has aprendido cómo hacer la poda del jazmín, te recomendamos las guías para aprender a podar otras clases de arbustos y árboles:

Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *